Libertad de prensa y veracidad de información en los medios de comunicación, todo un reto

El Ayuntamiento de Madrid, encabezado desde hace apenas un mes por Manuela Carmena, ha decidido crear una web con la finalidad de permitir “a la ciudadanía y a los medios de comunicación encontrar la información original que dio lugar a una noticia que en su recorrido se ha modificado y contiene afirmaciones inexactas o matizables”, cita textual encontrada en dicha página. Personalmente considero que es una idea muy acertada, a pesar de las críticas recibidas por parte del Partido Popular o incluso de los propios medios de comunicación, incluyendo la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Este nuevo canal se llama “Versión Original” y su creación no sería necesaria si no existiese un grave problema que diariamente se repite publicando noticias falsas, tergiversando la información para confundir al usuario mediante prensa escrita, radio, televisión, etc. Es un hecho muy difícil de controlar, ya que gracias a la libertad de expresión y a la libertad de prensa, todos somos libres de dar nuestra opinión y de informar sin necesidad de publicar fuentes ni siquiera probar que lo que estamos divulgando está basado en algo real u oficial, en este caso.


Pero existe algo llamado periodismo, que no es opinión sino objetividad, cuya finalidad no es otra que la de informar. Dar a conocer la verdad tal y como ocurre. Posteriormente se pueden escribir artículos de opinión, realizar debates en radio y televisión, por supuesto que sí, pero siempre mostrando la información real para que el espectador la conozca y a partir de ahí pueda construir su propio criterio. Para el usuario o ciudadano interesado, es muy difícil contrastar la información que le llega a través de diversos medios de comunicación, por falta de tiempo, por falta de conocimientos de búsqueda de información o por muchos otros motivos. En otros ámbitos los medios de comunicación sí muestran la verdad. Pero en política no es así. La competitividad puede con ellos, la política traspasa fronteras.

Pues bien, las asociaciones de periodistas han solicitado el cierre de la web, basándose en que “Carmena no puede pretender que su verdad sea la única” y que la web “posee un halo de censura”¿Pero de qué estamos hablando? ¿Cómo que Carmena no puede pretender que su verdad sea única? Vamos a ver, si un medio de comunicación publica una noticia falsa o en un contexto inadecuado, ¿por qué razón el propio Ayuntamiento no va a poder informar a sus ciudadanos que dicha información no es cierta? ¿Qué tiene esto que ver con la libertad de expresión? Yo creo que nada. Por un lado está el discutir y opinar y por otro lado están las bases sobre éstas disputas. Si no tenemos una base sobre la que opinar, qué vamos a opinar, sería sencillamente soltar incoherencias al aire, como hacen habitualmente ciertos personajes simplemente para confundir y crear caos.

Por otro lado está el PP que considera esta web un “ataque a la libertad de prensa” y tiene la osadía de compararla con el ‘Ministerio de la Verdad’ de la novela ‘1984’. Me pareció ojear en algún medio que les recomendaban volver a leer la novela este verano (supongo que a los integrantes del nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid). Pues bien, yo les recomiendo a los autores de estas fantásticas citas que sean ellos quienes lo hagan, pues si mis recuerdos no fallan, la gran historia de George Orwell, que en cierta medida predijo el conocido Gran Hermano, se basa en una dictadura de un nivel similar al que actualmente se está viviendo en Corea del Norte, lo cual me parece una comparación sin base alguna teniendo en cuenta lo desorbitada de sus dimensiones. Gracias a la libertad de expresión y de prensa a veces tenemos que soportar estos disparates de la boca de quien debería tener ciertas habilidades sociales y comunicativas y, aun careciendo de ellas y de escrúpulos, son capaces de contextualizar en un escenario totalmente inexistente en nuestra sociedad algo tan básico como una web de noticias de un Ayuntamiento cuyo único objetivo es el informar a sus ciudadanos.

Para quien no haya leído el libro, estamos hablando de un gobierno ficticio (o quizás no tan ficticio en regimenes de dictadura) que dispone de unos trabajadores funcionarios los cuales, a través del llamado ‘Ministerio de la Verdad’, modelan la información como el gran dictador jefe lo desea. Es decir, cada día llega una información, por supuesto falsa, que deberán publicar en sus periódicos, e incluso rectificar los mismos hasta la fecha (sí, sí, todas las ediciones hasta la fecha, todas) para eliminar lo que no desean que haya existido, o para incluir informaciones nuevas e inventadas que jamás ocurrieron. Actualizando periódicamente la hemeroteca de un único medio de comunicación existente en el ficticio país que narra el libro, se modifican los acontecimientos de dicho estado hasta el nivel de hacer desaparecer personas, no solo matándolas, sino eliminando todas sus referencias hasta el inicio de sus tiempos, haciendo que no hubiesen exisitido nunca. Esta es la gran comparativa que ha realizado el partido que gobierna actualmente en nuestro país, sin base alguna y sin fundamento con el fin de criticar cada uno de los movimientos que los partidos oponentes realicen en favor de los ciudadanos y no de la clase política que maneja un elevado porcentaje de los medios de comunicación encargados de “informar” a la población.

Por último, no considero, tal y como lo hace la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, que esta web se trate de un “halo de censura” en nuestra democracia. Al igual que los medios de comunicación disponen de una libertad de prensa, ¿no debe un Ayuntamiento informar a sus ciudadanos cuando existen publicaciones falsas? ¿Es acaso positivo estar malinformado por algunos medios de comunicaciónSi no he errado al comprender la finalidad de esta iniciativa, no es otra que desmentir, puntualizar o contextualizar correctamente la información emitida en otros medios, pero en ningún caso se trata de censurar o prohibir que dichos medios traten la información a su antojo, como bien se viene haciendo.

He de suponer que los medios de comunicación que realmente hacen periodismoque muestran información contrastada, objetiva y correctamente contextualizada, no se sienten ni ofendidos, ni atacados, ni censurados de modo alguno por esta web, pues no compromete la realización de su trabajo periodístico en ningún caso -hablo de medios y no de personas, ya que es conocido por todos que donde sí existe censura, y es precisamente donde debería poner sus ojos la FAPE, es en ciertos medios de comunicación hacia las informaciones que publican sus propios periodistas-.

Fuentes:
http://www.20minutos.es/noticia/2514155/0/ayuntamiento-madrid/web-version-original/desmiente-informaciones
Participación ciudadana en madridvo@madrid.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s