Y a ti, ¿te gusta la música?

 

– ¿Te gusta?
– Si me gusta el qué…
– La música.
– Sí. Sí, me encanta, ¿a ti?
– A mí también.
– ¿No tienes otra cosa?
– Qué pasa, ¿no dices que te gusta?
– Sí pero esto sonaba hace mil años.
– Me encanta la música de los ochenta.
– ¿Sí?
– Sí. Yo tendría que haber vivido esa década.
– Yo estuve en un concierto de los Rolling.
– ¡Qué me dices! ¿En dónde?
– En el estadio. Era muy pequeño, mis padres no tuvieron con quien dejarme.
– ¿Cuántos años tenías?
– Once.
– Mis padres vieron a Joaquín Sabina. Cuando aún tenía voz.
– Sí, cuando se despertaba en su casa con gente desconocida.
– Sí… ahí por los noventa.
– Me encanta Sabina.
Anuncios