Ni el feminismo ni la violencia machista es cosa de mujeres, es de la sociedad

Ni el feminismo ni la violencia machista es cosa de mujeres, es de la sociedad

Escucha este artículo en formato Podcast

Algunos hombres y algunas mujeres piensan que el feminismo es únicamente cosa de mujeres al igual que creen que mantener la casa limpia, llenar la nevera o criar a los peques es cosa de ellas o del mismo modo sostienen que la tecnología, el fútbol o los negocios son cosa de hombres. Esta forma de pensar de algunos hombres y de algunas mujeres hace que el feminismo exista. El feminismo existe gracias a los demás hombres y a las demás mujeres que no piensan como los anteriores. Es por esto que ni el feminismo ni ninguna otra reivindicación social debe ser excluyente, porque el crecimiento de la sociedad es un valor de la humanidad, y la humanidad se conforma por hombres y mujeres (en general entiéndase persona de cualquier edad).

Está ocurriendo lo que tantas veces negamos, que si el feminismo es sólo cosa de mujeres, que los hombres no tienen que opinar, que no pararemos hasta que un hombre sienta miedo al caminar solo por la calle… ¿Ejércitos de mujeres repartiendo leches a diestro y siniestro siempre que el sujeto tenga pene? La guerra que constantemente negamos parece ser buscada tras haber puesto a muchos de esos hombres del lado feminista, reconocido como la igualdad, como un movimiento que incluye a toda la sociedad. ¿Dónde quedan esas voces? Ahora sólo escucho rugidos excluyentes, agresivos y que pretenden compartir un odio hacia la mitad de la población, hacia los hombres a modo de venganza. Existen voces, escuchémoslas y gritemos nosotros también.

Seguir leyendo “Ni el feminismo ni la violencia machista es cosa de mujeres, es de la sociedad”
Anuncios

No seas mamón

Don’t Be a Sucker es un cortometraje producido en 1943 por el Departamento de Guerra de EEUU y adaptado a una versión más corta en 1947. Trata temas antirracistas y antifascistas, y fue creado para educar a los espectadores.  Veamos un fragmento.

Seguir leyendo “No seas mamón”

Ana Morgade sobre el Humor

La libertad de expresión parece ser confundida en los últimos tiempos con la libertad de ofensa (de sentirse ofendido) a causa de lo que alguien pueda decir y uno mismo pueda escuchar. Por ello me gustaría compartir estas importantes reflexiones de Ana Morgade sobre el humor en la segunda temporada del programa Otra vuelta de tuerka

En el vídeo a partir del minuto 15. ¡Autorreflexión! 

Pablo Iglesias entrevista a la cómica, actriz y presentadora que esta vez seria y sin bromas muestra abiertamente sus opiniones sobre la percepción social del humor. Toca temas como la censura y la autocensura a la que muchos artistas se ven obligados a recurrir en una actualidad, un tanto represiva, que se vive España. Con raperos en el exilio, juicios pendientes a cómicos, como a Dani Mateo por realizar un número en el que un resfriado le obligaba a sonarse la nariz con la bandera española (la propia Ana Morgade hizo un número similar tiempo atrás, sin ninguna repercusión), y denuncias en trámite por blasfemia, España mantiene una Ley Mordaza que continúa reprimiendo y cobrando las ya incontables multas a tuiteros y a artistas que todavía creen que pueden expresarse libremente en el país. Morgade también reconoce que hoy en día todo se divulga por redes sociales y el hecho de difundir un discurso descontextualizado tiene más posibilidades de ofender y al mismo tiempo deja sin derecho de defensa al propio artífice. 

Neoliberalismo, esa rara sensación de libertad


“¿Por qué tengo que mirarme a mí mismo y en todos los otros veo a mis enemigos? ¿Qué tipo de sociabilidad es esta donde no hay cooperación, solidaridad?” 

Boaventura de Sousa

El sociólogo Boaventura de Sousa afirma en esta entrevista que “el neoliberalismo te crea la idea de que hoy el gran vencedor es el rico”, una concepción del todo acertada si aceptamos que vencer lleva a uno a la mejor vida, a la felicidad, al no va más o al ya no hay a dónde ir. La falsa verdad moderna. ¿Dónde está el engaño?

La educación, la historia o la filosofía son valores culturales y, como tales, el acceso y las oportunidades destacan por su inestabilidad. En nuestro modelo social el más fuerte es el poseedor del conocimiento más válido, que se traduce en que los intereses, la desigualdad y el desequilibrio mundial inclinan de un modo evidente la balanza de los poderosos. Recordando otra entrevista del año 1985 a Pepa Flores (Marisol): “Soy comunista -marxista-leninista […]. Y lo seré hasta la muerte. Pero estoy harta del comunismo teórico […]. Una entiende el marxismo-leninismo de una manera visceral, un poco a lo bruto, si quieres, porque lo intuyo. Porque ¿quién en este país ha tenido la oportunidad de leer a Marx y a Lenin?”.  Son América del Norte y Europa los lugares donde está el mayor desarrollo, donde hay más poder, más dinero, más, más y más. Y mientras tanto más de 22 millones de personas tienen su vida colgando de la ayuda humanitaria en Yemen (España tiene una población de 46 millones).

Ese desequilibrio mundial lo causa precisamente la exclusividad de la validez del conocimiento científico, según Boaventura, que ha llamado a este sistema epistemicida y deja esta curiosa reflexión: “Se ha destruido mucho porque no se ha valorado suficientemente la sabiduría de la gente, los conocimientos populares, vernáculos, que salen no de experimentos científicos, sino de experiencias de vida. Experiencias que tenemos todos nosotros”.

Seguir leyendo “Neoliberalismo, esa rara sensación de libertad”