Los mejores documentales de Michael Moore

El director, guionista y escritor estadounidense Michael Moore es conocido por realizar los mejores documentales desde la perspectiva crítica hacia las grandes corporaciones, la violencia armada, las políticas de gobierno o la invasión de Irak por parte de EEUU. En su currículum se incluyen la dirección de películas documentales, series de televisión, numerosas publicaciones y libros, un premio Óscar al mejor documental largo por Bowling for Columbine y una Palma de Oro por el documental Fahrenheit 9/11.

Además de éstos, Michael Moore ha dirigido una larga lista de documentales, en la cual Capitalismo: Una historia de amor merece una especial mención.

Seguir leyendo “Los mejores documentales de Michael Moore”

Super Size Me: Un mes comiendo en McDonald’s

Super Size Me es un curioso documental, publicado en el año 2004, que trata de explicar los efectos de la comida basura en nuestro cuerpo, denunciando de este modo el grave problema de obesidad que sufre la población de EE.UU. Para ello, el director y protagonista, Morgan Spurlock, decide pasar 30 días comiendo únicamente en restaurantes McDonald’s.

Previamente establece una serie de normas:

  1. Sólo debe pedir el tamaño súper grande cuando se lo ofrezcan.
  2. Sólo puede ingerir alimentos que sean vendidos en establecimientos McDonald’s, incluida el agua.
  3. Debe comer todo lo que hay en el menú, al menos una vez durante el transcurso del mes.
  4. No puede saltarse ninguna de las tres comidas diarias (desayuno, almuerzo y cena).

Durante todo el mes Morgan es seguido de cerca por sus médicos que para nada se esperan los sorprendentes resultados. Ésta supervisión médica es realizada por un cardiólogo, un endocrino y un médico de medicina general y además es asesorado por una dietista experta durante todo el proceso.

Seguir leyendo “Super Size Me: Un mes comiendo en McDonald’s”

[Documental] Había una vez una isla

‘Había una vez una isla. La cara humana del cambio climático’ es un documental grabado en las islas de Takuu, conocidas como ‘Islas Mortlock’ en Papúa Nueva Guinea. La única isla habitada es Nukutoa, donde viven 400 personas, que abarca medio kilómetro de largo y tan solo está a un metro sobre el nivel del mar. Esta comunidad vive desde hace más de mil años y ahora empieza a experimentar los primeros efectos del cambio climático.

El documental muestra la convivencia y las entrevistas a las personas que viven en Nukutoa. También hablan con personas que han decidido emigrar de la isla a causa de la devastación que está sufriendo como consecuencia del cambio climático. La compartición de los recursos es el punto clave de su sociedad, ya que viven en permanente estado de aislamiento provocado por la escasa comunicación con el resto del país y del mundo.

climate changeLa película muestra cómo las mareas devoran poco a poco la isla destrozando palmeras y todo lo que encuentre el agua a su paso, reduciendo el tan solo medio kilómetro que abarca. Construyen diques para luchar contra su peor enemigo, ignorando lo que posteriormente entenderán, pues los diques no son la solución al problema. El agua salada penetra en la isla impidiendo que los huertos resistan el tiempo necesario para hacer crecer las plantas. El suministro que le dan por parte del gobierno es esporádico y no pueden predecir cuándo se lo administrarán. Se preguntan cuándo llegará la hora en la que el gobierno proponga una solución al respecto, para lo cual les ofrecerá trasladarse a la ciudad de Buka, es decir, abandonar la isla. La comunidad se reúne con la intención de consensuar una respuesta ¿se van o se quedan en la isla? Lo primero es pensar en los niños, en el futuro que les espera, aunque la cultura, la religión y el razonamiento no les permitirá tomar una decisión tan fácilmente.

Un par de científicos viajan a la isla Nokutoa para realizar un estudio y mostrar a los isleños sus posibilidades. Lo que allí ocurre durante el rodaje es arrasador, algo que podría reducir todas las opciones a tan solo una.

El documental ha resultado ganador de numerosos premios en festivales de todo el mundo. Está disponible en Wuaki.tv.

The Cove, el documental ganador de un Óscar que denuncia la caza de delfines en Taiji, Japón

The Cove, documental basado en la caza de delfines en el Parque Nacional de Taiji, Japón, siendo el mayor proveedor de delfines de todos los parques acuáticos del mundo, así como de su carne. Cada delfín se vende por 150.000 dólares. La película fue dirigida por Louie Psihoyos en el año 2009, un ex-fotógrafo de National Geographic. Recibió el premio Óscar a la Mejor Película Documental además de otros reconocimientos.

Uno de los protagonistas del documental es, el ahora activista, Ric O’Barry, uno de los entrenadores de delfines que colaboró en la captura y adiestramiento de Flipper y sus compañeros de la mítica serie. Tras el suicidio de uno de ellos a los ojos de O’Barry, éste intentó poner fin al cautiverio de otro de los delfines y a partir de ese momento dedica su vida a luchar por su liberación.

La Bahía de Taiji es el lugar donde se realizan estas capturas y asesinatos, zona restringida a la que han conseguido acceder activistas y defensores de estos animales, costando la vida a varios de ellos. Como citamos anteriormente, el adiestrador de Flipper, y uno de los principales colaboradores en la creación de este “negocio”, es ahora el primero que persigue y lucha en contra de los cautiverios y el tráfico. Denuncia públicamente asesinatos de activistas realizados por las mafias japonesas que a su vez son apoyadas por el gobierno. Las organizaciones defensoras de ballenas y delfines tampoco hacen mucho al respeto. La asombrosa inteligencia de estos animales, como Flipper, hace que su propio entrenador de un giro a su perspectiva ante los entrenamientos y los espectáculos que tanto dinero mueven en el mundo causando estrés e importantes daños en los acuáticos, provocados por la vida en cautividad.

El documental narra y reproduce cómo se las ingenian el grupo de activistas y defensores de la libertad de los mamíferos marinos para acceder a las zonas restringidas de caza de delfines en esta zona de Japón, desplegando un gran dispositivo de cámaras de alta definición camufladas que grabarán tanto fuera como dentro del agua. Realmente una intrigante y sofisticada labor de investigación, espionaje y asalto a la bahía, donde no se les escapa el mínimo detalle. Lo que obtienen es abrumador. Espeluznantes y duras imágenes reales de masacres que tiñen el agua de un rojo sangriento que sólo transmite sufrimiento, desesperación y horror. Merece la pena, en contraposición, disfrutar de los vídeos de los animales en libertad, en compañía de sus familiares, jugando, divirtiéndose, viviendo.

Las duras imágenes son necesarias para concienciarse sobre la realidad que hay detrás de los espectáculos que fascinan a niños y adultos y de la comercialización de la carne, la cual contiene niveles de mercurio tan altos que no es recomendable para los humanos, como se comprobó durante la tragedia de Minamata, una plaga que afectó a muchos niños que nacieron deformes, a causa de la intoxicación de mercurio que sufrieron sus madres durante el embarazo.

Todo este negocio se oculta bajo un bulo creado por el gobierno japonés que sostiene que las ballenas y los delfines están acabando con el resto de peces pequeños, permitiendo así un cierto “control de la plaga”, con la ayuda de varios países que lo apoyan a cambio de ciertos obsequios o contratos. Pura política cotidiana. Tampoco faltan argumentos culturales que defienden la caza de ballena para la distribución de su carne, por tradición.

El activista se cuela en un congreso mundial con el vídeo al pecho, lo hace también por las calles de grandes ciudades mostrándolo al mundo. Actualmente se ha conseguido “reducir el tiempo de agonía” durante la ejecución de los delfines “mejorando” el modo de asesinato. Por otro lado la carne de delfín se ha eliminado de la dieta de los más pequeños de Taiji. Aun así numerosos países han sido “reclutados” para apoyar la caza de delfines en Japón. Con gran valor, determinación y sobre todo pasión, continuarán luchando por su libertad.

“Se puede ser activista o desentenderse. Y yo he decidido ser activista para detener esto.”

El documental está disponible en Wuaki.tv y en YouTube.

One Life: Maravillas naturales del planeta Tierra

One Life es el documental inglés dirigido por Michael Gunton y Martha Holmes y producido por la BBC que define One Life como un documental sobre las maravillas naturales de nuestro planeta. Narrada por Daniel Craig ha tenido mucho éxito como se puede ver en tráiler de la película.

La caza, la protección de las crías, la supervivencia de cada especie, desde elefantes hasta diminutas ranas inferiores en tamaño a una uña. Todas ellas luchan en la vida por encontrar alimento, reproducirse y protegerse de los animales superiores. La lucha constante por la adaptación al medio es el tema principal en el que se centra el documental.

Increíbles imágenes en tierra, mar y aire, sobre las hojas de los árboles o bajo una gran capa de hielo aprendiendo a bucear casi en la oscuridad; historias de amor, el uso de utensilios, la organización del trabajo y la protección de los compañeros de manada. One Life está disponible en Wuaki.tv.